viernes, 9 de noviembre de 2012

Adiós Leonardo, llovía y llovía

Hoy corté una flor
y llovía y llovía
esperando a mi amor
y llovía y llovía

Presurosa la gente
pasaba, corría y
desierta quedo la ciudad
pues llovía

Yo me puse a pensar tantas cosas
bonitas como el día en la
playa cuando te conocía

Como jugaba el viento
con tu pelo de niña
ay que suerte que suerte
tu mirada y la mía

Cuando llegue mi amor le diré
tantas cosas o quizás
simplemente le regale una rosa

Por que yo corté una flor
y llovía y llovía
esperando mi amor
y llovía y llovía

Que me alegra tu canto
Que me alegre tu risa
Que se alegre en silencio
Tu mirada y la mía.

Nos iremos charlando por las calles vacías
Nos iremos besando por las calles vacías.

Y sabrán que te quiero esas calles
vacías y yo te iré contando
tantas cosas bonitas
como el día en la
playa cuando te conocía

Como jugaba el viento
con tu pelo de niña
ay que suerte que suerte
tu mirada y la mía

Cuando llegue mi amor le diré
tantas cosa o quizás
simplemente le regale una rosa

O quizás simplemente me regale la rosa
O quizás simplemente me regale la rosa

Nos iremos charlando por las calles vacías
Y nos iremos besando por las calles vacías
Y sabrán que te quiero esas calles vacías

Yo te iré contando
tantas cosas bonitas
como el día en la
playa cuando te conocía

Como jugaba el viento
con tu pelo de niña
ay que suerte que suerte
tu mirada y la mía

para mí era un vinilo simple de mis viejos... cuántas tardes...


Leonardo Favio 1938- 2012

No hay comentarios: